Los problemas relacionados con el sueño contribuyen a la aparición de una serie de complicaciones de salud mental en adolescentes. Pero sigue planteándose la pregunta de si algunos adolescentes necesitan dormir más (o menos) que otros para mantenerse sanos y a pleno rendimiento. Los resultados de una investigación reciente indican que ciertamente existen diferencias entre adolescentes en cuanto a la cantidad de sueño que necesitan para mantener su mejor estado de ánimo diario. Pocos se desenvuelven bien con menos de 7 horas de sueño nocturno; más de 11 horas tampoco es óptimo para la gran mayoría de ellos. Casi todos necesitan de 8 a 10 horas de sueño, según lo hallado por el equipo de Andrew Fuligni, del Instituto Semel de Neurociencias y Comportamiento Humano de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos.

 

Para estudiar la relación entre la duración del sueño y su estado de ánimo al día siguiente, los investigadores reclutaron a 419 adolescentes.

 

Fuligni y sus colegas hallaron que los adolescentes más jóvenes y aquellos que dijeron sufrir con más frecuencia síntomas de ansiedad o depresión, como llorar, preocuparse por todo o fatigarse sin causa física aparente, experimentaron su mejor estado de ánimo al día siguiente si dormían más durante la noche, en comparación con los jóvenes de mayor edad y aquellos con menos síntomas. Los adolescentes más jóvenes y aquellos con niveles clínicamente significativos de ansiedad y/o síntomas de depresión podrían necesitar horas extra de sueño para alcanzar su mejor estado durante el día.

Tal como argumenta Fuligni, es conveniente investigar más sobre las diferencias individuales en las necesidades de sueño para distintos aspectos de la salud y del desempeño en otras facetas. Su trabajo anterior sugiere que puede haber diferencias entre las horas de sueño necesarias para una salud mental óptima y las necesarias para un rendimiento académico óptimo.

Comparte este artículo:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Email this to someone